martes, 13 de agosto de 2013

MG42 Maschinegewehr 42

Pocas armas tienen la fama de la MG42 alemana, fabricada durante la Segunda Guerra Mundial y ningun arma de fuego puede decir que despues de mas de 70 años siga siendo un arma muy querida por la infanteria.

La ametralladora entro en uso en 1942 en sustitucion de la MG34. Usaba la municion de 7.92 mm y debido a su fiabilidad, durabilidad y simplicidad, ademas de sus entre 1200 y 1500 disparos por minuto. El arma pesaba 11.57kg con bipode y media 1.22m, de los cuales 0.53 eran del cañon.

Su fabricacion empezo con el lanzamiento a concurso de un arma para sustituir la MG34 debido principalmente a su alto coste de fabricacion, ganandolo Metall und Lackierwarenfabrik Johannes Grossfuss AG, encargandose de su fabricacion Grossfus, Mauser-Werke y Gustolff-Werke entre otras.
Se llegaron a fabricar unas 400.000 unidades siendo repartidas de la siguiente forma durante los años de la guerra:
- 1942  --> 17.915 unidades
- 1943 --> 116.725 unidades
- 1944 --> 211.806 unidades
- 1945 --> 61.877 unidades

File:MG42-Display.jpg
MG42 del Deustches Panzermuseum en Múnster (Alemania)


A dia de hoy la MG3 de Rheinmetall es la sustituta de dicha ametralladora, habiendo cambiado poca cosa, como los materiales siendo aleaciones y plasticos y algunos detalles internos para aportarle aun mayor fiabilidad y durabilidad, ademas de usar municion estandard de 7.62x51 mm OTAN.
Es usada por paises como Alemania, España, Noruega, Portugal, Argentina, Austria, Finlandia y Suiza.
 
MG3

Nicolás Sanchez Velasco, divisionario español portando la MG42 y futuro creador del emblema de los Boinas Verdes Españoles

sábado, 22 de septiembre de 2012

Agustín Muñoz Grandes

Hablar de militares españoles del siglo pasado a cualquiera que le guste un poco la temática hace que podamos pensar fácilmente en el nombre de Agustín Muñoz Grandes, comandante de la Blaue Division (División Azul), como uno de los más conocidos. Y para quien no lo conozca un breve resumen de su biografia.

Academia de Infantería de Toledo

Agustín Muñoz Grandes nació en el madrileño barrio de Carabanchel Bajo en 1896, en el seno de una familia humilde.
Se graduó en la Academia de Infantería de Toledo en 1913, siendo destinado, por petición propia a Marruecos, donde tomaría el mando de una unidad de regulares. Allí permaneció diez años, participando en la batalla de Alhucemas, en septiembre de 1925, resultando gravemente herido en el pecho.


A su vuelta a España y con el gobierno republicano, en 1931 es nombrado segundo jefe de la recién creada Guardia de Asalto junto a José del Castillo Sáenz de Tejada.
El levantamiento nacional pilló a Agustín Muñoz Grandes en Madrid, siendo detenido y pasando una temporada en la cárcel Modelo de la capital, hasta que es intercambiado por mediación del General Vicente Rojo Lluch. A su llegada a la zona nacional se le entrega el mando de la IV Brigada Navarra y posteriormente seria ascendido a General y conseguiría el mando del Cuerpo de Ejército de Urgel, participando en la ofensiva sobre Cataluña.


Una vez finalizada la guerra es nombrado Secretario General del Movimiento y jefe de las Milicias Falangistas y posteriormente tomaría posesión del Gobierno Militar del Campo de Gibraltar.

http://antoniocdelaserna.files.wordpress.com/2011/12/mapa1.jpg
Plano de la Operación Félix



Con la invasión por parte alemana de la URSS durante la operación Barbarroja en 1941 y después del discurso de Serrano Súñer, es creada la División Española de Voluntarios o División Azul, por el color de las camisas de los falangistas que lo formaban y liderada por Agustín Muñoz Grandes, escogido por Franco para desempeñar dicho papel por su profesionalidad, la buena relación que tenía con el partido único y el bien hacer con los soldados.


Tuvo trato con el Almirante alemán Canaris para la viabilidad de la Operación Félix, pensada para que España entrara en guerra y asaltara Gibraltar, cortando el acceso occidental al Mediterraneo.



Durante su servicio al mando de la División Azul, Muñoz Grandes tuvo una entrevista con el Führer, pensando este que ya que tenía siempre negativas y aplazamientos por parte de Franco y Súñer para la entrada de España en la guerra, podía contar con un aliado en el General de la división de voluntarios por si tenia que tomar el país por la fuerza.
El 13 de marzo de 1942 es galardonado con la Cruz de Caballero y meses más tarde, en diciembre, las Hojas de Roble para su Cruz de Caballero, por la heroicidad mostrada por los hombres a su mando ante un enemigo superior en número. Dicha condecoración sólo fue obtenida por dos extranjeros más, Leon Degrelle y Alfons Rebane.
Finalmente Agustín Muñoz Grandes es remplazado en 1943 por Esteban Infantes, el cual conseguiría la Cruz de Caballero también y vuelve a España, siendo ascendido a Teniente General y nombrado Jefe de la Casa Militar de Franco, un cargo más político que militar, puesto que dejaba de tener tropas a su cargo directamente.


En 1945 toma el mando de la Capitanía General de la I Región Militar y el 20 de julio de 1951 es nombrado Ministro de Defensa, siendo seis años más tarde ascendido a Capitán General, la más alta graduación que podía alcanzar.
Pero su auge político llegaría el 11 de julio de 1962, siendo nombrado vicepresidente del gobierno, teniendo la responsabilidad de negociar con los EEUU la entrega de bases en caso de un enfrentamiento con la URSS.

Agustín Muñoz Grandes falleció el 11 de julio de 1970 a la edad de 74 años, a causa de una enfermedad bronquial que llevaba arrastrando un año.

Las iniciales de su tumba, DEMMA, son unas iniciales que ponía en todos sus escritos. Dios, España, Madre, Mujer, Agustín.



martes, 11 de septiembre de 2012

Bajo Diez Banderas: La Odisea del Atlantis

Tres meses casi sin escribir nada en el blog, por varios motivos pero ninguno excusable como para no poder sacar un rato de vez en cuando. En esta entrega voy a daros mi opinión acerca del último libro que he leído y espero poder recuperar un poco la continuidad para seguir escribiendo de forma regular.

De siempre nunca he sido muy amante de los barcos, por lo que al interesarme en la Segunda Guerra Mundial, la Kriegsmarine no me llamó mucho la atención. Todo el mundo conoce la trágica historia del Graf Spee y su fin en Uruguay o la historia de las Manadas de Lobos, submarinos al acecho de presas en el Atlántico principalmente, tratando de cortar rutas de suministros aliados y si podían, algún que otro crucero. Trabajo que fue interrumpido con las mejoras del radar hechas por los aliados que fueron terminando uno a uno con estas maquinas de guerra bajo el mar.
Lo que no todo el mundo conoce es la historia de los cruceros de guerra auxiliares alemanes, más conocidos como barcos corsarios. Eran barcos que usaban enmascaramientos y ocultaciones varias para hacerse pasar por otro tipo de barco, cambiando incluso de nacionalidad, ocultando sus cañones con complejas estructuras diseñadas, para acechar a sus presas y en el último momento presentarse como barcos de guerra y atacarles o capturarles.
Este tipo de guerra ya fue usado en la Primera Guerra Mundial, con el Wolf, como barco más famoso de su tipo, que con sus 5.809 toneladas durante sus 451 días de travesía hundió 35 barcos mercantes para un total de 210.000 toneladas de desplazamiento, volviendo a su patria sano y salvo.
Tripulación del SMS Wolf


Imagen
SMS Wolf












Durante la Segunda Guerra Mundial se volvió a usar este tipo de táctica con diferentes barcos que pasaron a la historia como el Orion, el Pinguin o el Atlantis, del que trata el libro que quiero presentaros.



Schiff 16 "Atlantis"
El Atlantis, también conocido como Schiff 16, fue un barco de 7.862 toneladas de registro bruto de arqueo que cursó lo mares en busca de presas, consiguiendo un total de 144.384 toneladas hundidas en un total de 22 barcos estando en el mar durante 603 días. Su comandante fue el Capitán Bernhard Rogge, que consiguió la Cruz de Caballero con Hojas de Roble y una espada samurai por parte de Japón por sus logros, principalmente por la captura de su decimotercera presa, el Automedon, que contenía valiosa información para los japoneses al tener la localización concreta con sus fuerzas de las defensas de lugares como Singapur y otras zonas que querían conquistar los japoneses.
Capitán B. Rogge

Finalmente y siendo el barco corsario alemán que más tiempo seguido permaneció en el mar, el 22 de noviembre del 41, mientras abastecía en el Atlántico Sur al submarino U-126 fue hundido por el crucero pesado británico Devonshire. Su tripulación fue recogida por el submarino, que logró escapar y después de llegar a otro barco, un barco tanque alemán llamado Python, que fue también hundido mientras se ocupaba también de tareas de suministro a submarinos el 1 de diciembre, pero esta vez por el crucero británico Dorsetshire. Salvados de nuevo por los submarinos de la zona y otros italianos que aparecieron más tarde, la tripulación llegó a tierras alemanas a final de diciembre, dando por concluida su hazaña en el mar.



Este libro trata sobre esta historia, contada por el propio Capitán Rogge, desde su lado más humano, que siempre tuvo y reconocido por sus enemigos y sus prisioneros, los cuales muchos tuvieron que pasar una larga temporada en el barco corsario alemán, donde fueron tratados con todas las comodidades que un barco de esa clase y en guerra pudo permitirse.
Es un libro que recomiendo a cualquiera que le guste la época y el conflicto que trata, siendo muy fácil de leer y con muchos detalles que lo hacen ameno, aunque como yo, no sea un apasionado de los mares.



Datos del Libro

Páginas: 448
Autor: B. Rogge y W. Frank
Editorial: Edhasa
Encuadernación: Tapa Dura
ISBN: 9788435039840
Año Edición: 2010



lunes, 25 de junio de 2012

Miguel Ezquerra: Berlin, a Vida o Muerte


Titulo: Berlin, a Vida o Muerte

Autor: Miguel Ezquerra Sanchez

Editorial: García Hispan

Páginas: 132

Encuadernación: Tapa Blanda

ISBN: 978-84-87690-37-2

Fecha de Publicación: 1975 Ediciones Acervo




Sinopsis: Esta obra es la historia, desesperada donde las hubiere, de un grupo de hombres, en su mayoría falangistas españoles, que al mando del autor de este libro, Miguel Ezquerra, lucharon en el Berlín de 1945 hasta la caída del III Reich.
Héroes anónimos que impidieron durante días y semanas el avance de las tropas rusas que arrasaban y asolaban por donde pasaban la otra Gran Europa o Reich de los Mil años.
Con un valor que rayaba la locura, con un amor como sólo lo saben expresar los luchadores natos y con una bandera de España en el corazón, la Unidad Ezquerra llegó hasta el bunker del Führer, como aquí narra, y mantuvo sus posiciones hasta el último hombre, hasta el último cartucho.
Firmada la rendición de Berlín, a Miguel Ezquerra le quedará la batalla más dura: lograr volver vivo a su España natal, atravesando Francia y Alemania, completamente tomadas por el enemigo. 




Impresión Personal: Hacía tiempo que quería leer este libro por todo lo bueno y malo que había leido acerca de él y poder por fin opinar.

El libro no entra para nada en el tiempo que estuvo en la División Azul, directamente pasa por su vuelta a España y como se salta la guardia fronteriza para reengancharse al ejército alemán junto con otros compatriotas. Pasa una temporada en los servicios de inteligencia, que es explicado con mucho detalle y dice ser llamado con un grupo a intentar cerrar la brecha de Normandia, de la cual tampoco da más explicaciones que haber estado alli cerca de las divisiones de élite de las SS como la Leibstandarte.
Finalmente explica su retirada del frente occidental para volver con los comandos a las Ardenas, en un grupo prácticamente español y su destino último en Berlín, donde, segun él, Hitler le entrega la Cruz de Caballero y la nacionalidad alemana, la cual él rechaza.
Nada más terminar la guerra explica su escape de camino a la URSS y su vuelta a Francia, terminando en el cruce a la frontera española para volver a su hogar.


Personalmente, la historia de un héroe como Miguel Ezquerra y la defensa de sus ideales, es una historia para honrar, a pesar de que da la impresión de tener muchas partes elevadas y exaltadas en su bien.
En cuanto a la concesión de la Cruz de Caballero quiero pensar que si le fue otorgada. Muchas condecoraciones fueron entregadas los últimos dias de la guerra y en todos sitios es considerado el Kampfgruppe español como una buena unidad de combate cerrando brechas en el cada vez más estrecho cerco al que se sometió la capital alemana.

miércoles, 9 de mayo de 2012

Las Grandes Medallas de la División Azul

Voy a poner un resumen de las grandes condecoraciones alemanas y en el caso de las que se entregaron menos de 10 pondre sus receptores. Si alguien lo necesita tengo los 42 receptores de las Medallas Militares Individuales.
Imagen
Un alemán contempla las medallas obtenidas por un futuro divisionario durante la Guerra Civil

1 Cruz de Caballero con Hojas de Roble para:
- Agustín Muñoz Grandes
Agustín Muñoz Grandes



2 Cruces de Caballero para:
- Agustín Muñoz Grandes
- Emilio Esteban Infantes

Emilio Esteban Infantes


2 Medallas Militares Colectivas para:
- El II/260 por sus acciones en el combate de Teremez y la liberación de Mal Samosche.
- Para la compañia de esquiadores por su acción en el lago Ilmen.

http://4.bp.blogspot.com/-qeJdJWX9Tlk/Tn0gY8pja0I/AAAAAAAAHwI/2nYYml8_Dqs/s1600/43342521fd7.jpg
Esquiadores preparados para la travesía del lago Ilmen


8 Laureadas de San Fernando a:
- Teniente Jaime Galiana Garmilla (15/269)
- Cabo José Pérez Castro (7/262)
- Cabo Generoso Ramos Vázquez (2/263)
- Alférez José Rubio Moscoso (II/269)
- Capitán Salvador Masip Bendicho (II/269)
- Cabo Antonio Ponte Anido (Zapadores)
- Capitán Manuel Ruiz de Huidobro Alzurena (I/262)
- Capitán Teodoro Palacios Cueto (II/262)

Laureada de San Fernando


42 Medallas Militares Individuales
Medalla Militar Individual


138 Cruces de Hierro de 1ª Clase
Cruz de Hierro de 1ª Clase


2.370 Cruces de Hierro de 2ª Clase
Cruz de Hierro de 2ª Clase

martes, 24 de abril de 2012

Creación de la 250. Infanterie Division


La 250. Infanterie Division (División Azul) fue una unidad de infantería formada por españoles que participó en la Segunda Guerra Mundial, como apoyo a Alemania en el frente del este ante el ejército soviético.


Su formación comenzó con un discurso del Ministro de Asuntos Exteriores Serrano Súñer el día 22 de junio del 41, después del comienzo de la Operación Barbarroja. Dicho discurso, ya famoso por su arenga a la lucha del pueblo español contra el comunismo, fue el siguiente:

 "Camaradas, no es hora de discursos; pero sí de que Falange dicte en estos momentos su sentencia condenatoria: ¡Rusia es culpable!, culpable de nuestra guerra civil. Culpable de la muerte de José Antonio, nuestro fundador. Y de la muerte de tantos camaradas y tantos soldados caídos en aquella guerra por la agresión del comunismo ruso. El exterminio de Rusia es exigencia de la historia y del porvenir de Europa".



Serrano Súñer con Himmler


Acabado el discurso miles de españoles corrieron a las oficinas de reclutamiento para alistarse en esa nueva cruzada contra el comunismo y devolver la ayuda prestada a los alemanes en la Guerra Civil. El gobierno decidió que la unidad estuviese formada por voluntarios, pero con oficiales profesionales y un tercio de suboficiales sacados de las milicias de FET de las JONS.
La tropa básica fue formada en su mayoría entre milicias falangistas (que por entonces llevaban camisa azul, de ahí el nombre de la División Azul) y por soldados que en ese momento estaban realizando el servicio militar.
Se lleno tan rápido el cupo de 18.000 soldados para partir al frente que muchos renunciaron a su grado actual y lo rebajaron hasta soldado en algunos casos para poder alistarse e ir al frente. En Zaragoza, en la Academia Militar General, la promoción del 41, equivalente a un batallón al completo se presentó voluntaria para luchar, pero sólo pudieron ser aceptados los que mejor nota tenían puesto que no había plaza para todos.
Desde el principio los voluntarios falangistas no fueron aceptados de buena gana, hasta que el general nombrado para la división, Muñoz Grandes, se saco su cuello azul de la camisa por encima del uniforme dando por zanjado este tema.

La división quedo encuadrada en un principio a la forma española, con cuatro regimientos de infantería y uno de artillería. Los de infantería fueron llamados por el nombre de sus jefes: Rodrigo, Pimentel, Vierna y Esparza. Los voluntarios de Rodrigo eran en su mayoría madrileños, los de Pimentel de Valladolid, Burgos, La Coruña y Valencia, los de Vierna de Barcelona y Valencia y los de Esparza del ejército de Marruecos.

Voluntarios en su camino a Alemania


El primer tren de voluntarios salió de Irún el 14 de julio del 41 hasta Grafenwöhr, en Baviera, cerca de la frontera checa, donde se encontraba el campo de instrucción para los españoles. Una vez allí la división tuvo que ser reformada a los estándares alemanes de tres regimientos de infantería, disolviéndose el Regimiento Rodrigo, pasando su jefe a ser nombrado segundo jefe de la División y sus hombres repartidos entre el resto de regimientos, haciendo de la División Azul la división con más hombres dentro del ejército alemán.
La división quedo formada de la siguiente forma:

                                                                              Hombres
Estado Mayor                                                        189
Reg. Infantería 262 "Pimentel"                                3012
Reg. Infantería 263 "Vierna"                                   3012
Reg. Infantería 264 "Esparza"                                 3012
Grupo Cañones Antitanque                                    574
Grupo de Exploración                                            531
Reg. Artillería 250                                                  2793
Batallón de Depósito                                              601
Grupo de Transmisiones                                         511
Servicio de Transporte                                           1034
Servicio de Intendencia                                          267
Servicio de Sanidad                                               518
Servicio de Veterinaria                                           237
Servicio de Orden y Policía                                    33
Servicio de Correos                                               18

TOTAL                                                                 17.046    


Escudo que llevarían los divisionarios en su brazo